Implantes faciales

Toxina Botulínica

Las arrugas faciales son la consecuencia cosmética de un proceso natural de envejecimiento, causadas por la contracción de los músculos. Expresiones como enojo, risa, emoción, preocupación, marcan la piel de la cara en zonas periféricas de los ojos, entrecejo y la frente.
La aplicación de toxina botulínica, es un tratamiento no invasivo, que relaja los músculos faciales, logrando que las arrugas desaparezcan, manteniéndose este efecto de 4 a 6 meses.



Ácido hialurónico

El ácido hialurónico se inyecta en la piel con la ayuda de una aguja muy fina. Rellena los tejidos bajo la arruga y devuelve a la piel su aspecto liso y natural. En ocasiones, en función de la zona tratada, el médico puede utilizar anestesia local.
El especialista puede efectuar la infiltración bajo el surco guiándose por la geometría de la arruga. La arruga se rellena, y de este modo los tejidos alcanzan el nivel de la piel adyacente a la arruga.
También utilizamos ácido hialurónico para dar volumen a mentón, pómulos y esculpido labial perfecto.
Son prácticas que se realizan en el consultorio, de manera rápida, indolora, sin cicatrices y que permite alcanzar óptimos resultados.


Escríbanos para conocer más acerca de este tratamiento

Botox


Botox 2


Otros tratamientos no quirúrgicos