Lifting facial

Con el paso de los años, los efectos de la gravedad, la exposición solar, y el stress de la vida cotidiana se ven reflejados en la cara. Surcos nasogenianos profundos, alteración de la línea de la mandíbula, y depósito de grasa en el cuello se hacen más evidentes.

La ritidectomia (lifting facial) logra modificar estas alteraciones, mediante un reposicionamiento de las estructuras mencionadas, logrando así un "refreshing facial".

Es un tratamiento que se realiza con anestesia local más sedación. Las nuevas técnicas utilizadas en este procedimiento permiten una pronta recuperación del paciente y una rápida reinserción laboral. La técnica de mini-lifting es recomendada en pacientes más jóvenes. Estas técnicas pueden ser practicadas individual o conjuntamente con cirugía de los párpados

Luego de realizada la cirugía, inicialmente la cara presentará inflamación y moretones, que pueden eliminarse al cabo de 1 a 2 semanas. La mayor parte de los pacientes se reinsertan laboralmente 10 a 15 días después de la misma. Los puntos se retiran de 6 a 10 días después de la cirugía.

Previamente a la realización de cualquier procedimiento se requiere tener un chequeo pre operatorio que incluya exámenes de sangre, orina y electrocardiograma.


Escríbanos para conocer más acerca de este tratamiento


Otros tratamientos quirúrgicos
Lifting facial
Lifting facial